Del Potro está en semifinales y se ilusiona

25/02/2017El tandilense Juan Martín Del Potro le ganó 7-5, 7-5 al estadounidense Sam Querrey por los cuartos de final del ATP Delray Beach, Estados Unidos. Ahora, enfrentará a Milos Raonic (4°), máximo favorito al título.

Del Potro está en semifinales y se ilusiona
Juan Martín Del Potro sigue dando pasos hacia adelante: en su primer torneo del año ya está en semifinales tras vencer al estadounidense Sam Querrey, quien en el mismo escenario de Delray Beach el año pasado lo había eliminado. Fue 7-5, 7-5 para el tandilense, que este sábado desde las 22 intentará acceder al partido decisivo. La misión no será para nada sencilla ya que tendrá que medirse contra el candiense Milos Raonic (4°), máximo favorito al título.

Del Potro, ubicado en el puesto 42 del ranking mundial, llegaba al choque de cuartos tras superar al Damir Dzumhur (79) en un choque que no lo había dejado del todo conforme. Vale recordar que son los primeros partidos de Delpo en el año ya que el argentino decidió comenzar su calendario en las pistas rápidas de Estados Unidos y no estar en la serie inicial de Copa Davis que Argentina perdió ante Italia.
Delpo eligió para volver el cemento de Delray Beach, donde fue campeón en 2011 y donde en 2016 regresó al circuito tras su tercera operación de la muñeca izquierda y alcanzó las semifinales. Fue un envión para una temporada inolvidable.
Justamente el año pasado lo había eliminado Querrey (35°), que luego se coronó campeón. Pero Del Potro se tomó revancha.
Fue un partido que ambos jugadores sostuvieron desde sus saques. Casi que no dejaron huecos para quiebres, pero fue allí donde el tandilense estuvo más fino: cuando consiguió la oportunidad la aprovechó. Y en los dos sets ocurrió en el mismo momento, con el partido igualado 5-5 y el saque del estadounidense cargado de presiones.
El partido ante el campeón defensor no se preveía como una ronda sencilla para Del Potro, que llegaba a los cuartos de final después de vencer al bosnio Damir Dzumhur en tres sets más difíciles de lo esperado. Y así fue. Ese espejo (en términos físicos) que se encontró el tandilense dio batalla en su terruño, asistido por la potencia de un servicio que le llegó a dar siete aces, aunque cuyos riesgos también lo condujeron a tres dobles faltas en el primer set. En un parcial sumamente parejo, en el que ambos tuvieron solidez desde el saque, la única y al final decisiva diferencia la hizo el único quiebre de esos 12games: el que adelantó al argentino 6-5, en el momento en que Querrey bajó la intensidad de su primera pelota. Luego, Delpo (que no le permitió al estadounidense ni siquiera disponer de un break point)lo cerró con autoridad.
No cambió demasiado la tónica en la segunda manga, aunque ambos bajaron los porcentajes de primeros saques. Del Potro sostuvo sus armas, esa derecha que poca comparación tiene en el resto del circuito, e incluso eso que ya a esta altura está totalmente incorporado como el revés con slice, algo que aprendió a utilizar como un recurso más. Hubo chances de lograr el desnivel con anterioridad, pero el californiano defendió las chances de quiebre del argentino con éxito. Sin embargo, la tercera fue la vencida y la Torre de Tandil se adelantó, una vez más, en el duodécimo juego. Querrey no pudo repetir el éxito del año pasado, cuando venció a Delpo en semifinales para después consagrarse campeón, y cayó por cuarta vez en tres encuentros con el argentino, que incluso le frustró una final en Auckland, en 2009.
Este sábado, Delpo tendrá una parada muy brava ante Raonic que le ganó en cuartos de final a Kyle Edmund (49°).

Compartir esta noticia

Recomendar a un amigo
Buscador de noticias

¿Está conforme con la campaña de Santamarina?

No

Ver resultados