Del Potro vale más para la Marca Argentina que cualquier logo

31/01/2017Un artículo publicado en el sitio iProfesional expuso la notoriedad que tienen las personalidades argentinas en el exterior para representar al país.

Del Potro vale más para la Marca Argentina que cualquier logo Hernán Berdichevsky, titular de la agencia BrandCrew, tuvo el privilegio de haber sido elegido para realizar el símbolo del Bicentenario del 2010 y también el de 2016. La referencia a la escarapela que se lleva en el corazón desde chicos alcanzó el 95% de reconocimiento por parte de los argentinos y marcaron un momento en la historia nacional.

Sin embargo, los logos y los símbolos sólo una pequeña porción del concepto Marca País, es decir, de la marca que representa Argentina hacia adentro, a sus propios habitantes, así como también hacia el exterior y la forma de mostrarse frente a otros países.

El diseñador resaltó que Juan Martín Del Potro, con dos tapas en New York Times, vende mucho más que un símbolo de marca argentina al mismo que representa de una forma más amplia el ser argentino. También se encuentran Natalia Oreiro, quien en Rusia es como Madonna; y, sin duda el Papa y la reina de Holanda, quienes suman un valor de marca incalculable para el país.

Estas figuras nacionales que logran trascendencia destacada internacional se convierten en embajadores de la marca del país desde un lugar sumamente beneficioso. Es lo que se reconoce como “SoftPower” (poder blando) porque supone un lugar de fortaleza pero sin la fuerza bélica. El grado de popularidad que logran estas personalidades en el mundo supone un valor incalculable en términos de imagen para el país.

Por sobre todo tienen el valor de lo genuino, de lo espontáneo, de lo que verdaderamente es y no se puede programar en un una lluvia de ideas creativa, al momento de idear una marca. Estos son capitales con los cuales nos vemos beneficiados como país y que exceden las posibilidades de cualquier campaña pautada por los métodos tradicionales.

La marca de un país es un sistema complejo que también abarca muchas dimensiones que van desde la comida hasta los paisajes y eso supone una gran pelea en el mercado internacional del turismo donde hay una gran disputa por convertirse en “marca destino”, en el lugar escogido para realizar un viaje de placer o de negocios.

Y, al igual que sucede con cualquier producto o fenómeno, en tiempos de redes sociales globales la imagen de un país está también moldeada a fuerza de los hashtags o los “me gusta” y de repente se puede estar en la gloria tanto como en la hoguera.

Compartir esta noticia

Recomendar a un amigo
Buscador de noticias

¿Está conforme con la campaña de Santamarina?

No

Ver resultados