Tandil recibió a Martín Rodríguez

25/07/2016Finalmente este domingo Martín Rodriguez, el joven profesor de educación física, regresó a la ciudad, tras completar el “Desafío Solidario”, que inició en Ushuaia el 19 de octubre del año pasado y a través del que unió corriendo esa ciudad del sur del país con La Quiaca en la provincia de Jujuy, a la que arribó el pasado 20 de julio.

Tandil recibió a Martín Rodríguez
Fueron 276 o nueve meses, un día, una hora y cincuenta y cuatro minutos, según relató el propio Martín. Este domingo una importante cantidad de tandilenses se reunieron para recibirlo como a un héroe. Algunos lo hicieron en la rotonda de ruta 226 y avenida Falucho, y otros en el Palacio Municipal donde culminó su histórica travesía.

Acompañando por atletas, amigos, familiares, público en general y flor de Murga, Martín llegó al Palacio Municipal poco después de las 16.30 corriendo con su carro al Palacio Municipal, donde fue recibido con una gran ovación.

Allí terminó oficialmente el desafío solidario que emprendió con la intención de recolectar 5.700 unidades de alimentos no perecederos para ayudar a través de Red Solidaria Tandil a 12 instituciones de la ciudad.

La travesía lo llevó a recorrer 12 provincias y cada una de ellas representaba a una institución de la ciudad. Por Tierra del Fuego: La Casita de La Unión, por Santa Cruz: Comedor Los Nietos, por Chubut: Centro María Auxiliadora, por Río Negro: Comisión Vecinal Barrio Las Tunitas, por Neuquén: Granja Los Pibes, por Mendoza: Centro María de la Paz, por San Juan: Taller Protegido, por La Rioja: Reinventar Tandil, por Catamarca: Asociación Civil Redes Tandilenses, por Tucumán: Mailen, por Salta: Pajaritos de la Calle y por Jujuy: Pachacamac.

Luego de los primeros saludos tras la llegada, María Celeste Ekeroth y el coro “Señas del Alma”, interpretaron el tema de Patricia Sosa “Aprender a volar” y el intendente le entregó una plaqueta en nombre de la ciudad.

“Quiero felicitar a Martín por su esfuerzo, su coraje, su compromiso y por cumplir el sueño de recorrer prácticamente todo el país desde Ushuaia hasta la Quiaca, pasando por muchas provincias, con distintos climas, y por sobre todo con este perfil solidario, colaborando con muchas instituciones de la ciudad”, expresó el jefe comunal.

“También le quiero agradecer de todo corazón, porque en la vida tenemos que tener ejemplos, y Martín con este gesto solidario es uno. Él es un ejemplo de que se pueden cumplir los sueños y de que debemos ser más humano y ayudarnos entre todos. Estimó que esto es lo que Martín pensó todos los días que estuvo corriendo y lo que hoy nos trae de regalo y para que lo tomemos. Por supuesto que nosotros no podremos correr tanto pero si podemos tener gestos solidarios y ayudar a otras personas, y entre todos construir una sociedad mejor”. Completó Lunghi.

Por su parte Martín Rodríguez señaló que “estoy muy contento, tenía mucho miedo de llegar y que no hubiera nadie y ahora veo esta cantidad de gente que hay, es impresionante. Un montañista me enseño que la cumbre de la montaña no está arriba, sino en la base. Porque hagas lo que hagas tenés que volver, por eso mi llegada no era en La Quiaca, mi llegada era hoy y es muy lindo que sea acompañado por tanta gente”.

“Soy bastante futbolero, por eso decía que tenía como una hinchada que me iba alentando, muchos me hicieron saber algo mientras iba por el camino y ese fue el combustible que necesité para poder llegar. Si hoy estoy acá es culpa de ustedes por ese aliento. El mensaje es claro, hacer lo que a uno le gusta y poder dar una mano. En este caso es correr, pero no necesariamente hay que correr para ayudar a otro, se puede hacer de muchas maneras”, agregó.

Finalmente agradeció al Municipio, a Pablo Aspesi, al público que lo recibió, a Silvia Nosei de Red Solidaria Tandil, a Diego Simon que lo entrenó, a Ana Magnasco y Pablo Pagano, a Rocío que llamó todos los días a los lugares donde llegaba para que lo recibieran y a su familia.

Para completar las 5700 unidades propuestas en el desafío, supermercados Monarca donó 2500 unidades de alimentos no perecederos.

La travesía

En el facebook del Desafío Solidario, el propio Martín realizó un resumen tras completar su viaje. “Corrí durante nueve meses, un día, una hora y cincuenta y cuatro minutos. No caigo, y creo que voy a seguir sin caer. Viajaron 25 personas desde Tandil, Buenos Aires, Gobernador Gregores, Chos Malal, y Eugenio Bustos. El final tuvo dos partes muy opuestas. Esos 9 días que me llevaron a Santa Catalina, con hambre y sed, debido a que no alcanzó la comida. Temporales de vientos, muchas subidas, y una ruta muy floja con varios ríos congelados. Y de repente, pasar Santa Catalina, y estar acompañado por quienes viajaron hasta La Quiaca, para ayudarme en el último tirón. Impresionante llegar acompañado de la manera que llegue!!”.

“Acampe 104 veces, dormí 44 veces casas, 25 en polideportivos y albergues. 32 en hospedajes, 15 en hostel y 10 hoteles. Una vez en Gendarmería, 4 en destacamentos policiales. 2 en restaurantes, 24 veces en cabañas, una vez en Defensa Civil. Una vez en una escuela. 6 en puestos y estancias. 2 en bomberos y otra en un Fito Sanitario. Una vez en un quincho, otra en auto. Y una en cementerio. Corrí en las 4 estaciones del año por 12 provincias. Corrí en dos países. Pase por 81 localidades. Gaste 9 pares de zapatillas. 12 ruedas. Pinche 32 veces. Use 2 carpas. 4 celulares. 2 anafes. 2 bolsas de dormir. 2 colchones. Rompí mi computadora, mi cámara y mi reloj gps. Engorde 2 kilos”.

“Pase Navidad, Año Nuevo, mi cumpleaños. El cumpleaños de mi hermano, mi hermana, de Rocío, de mi sobrino, de mi cuñado, de amigos, de mi papá y mi mamá lejos de casa. Corrí 3 carreras. Corrí en 3 regiones. 167 días en la Patagonia. 60 días en Cuyo. Y 49 días en el Norte. Me acompañaron más de 500 atletas en las llegadas. Y me esperaron más de 1000. Creo que lloré todos los días. Me llovió 10 veces. Y me nevó 6”.

“Muchas gracias a todos los que se cruzaron en mi camino. Sin ustedes no hubiese podido.

Muchos me alentaron, otros me ayudaron, muchos empujaron el carrito, otros lo llevaron.

Varios corrieron sus primeros tantos kilómetros conmigo. Muchos se emocionaron y muchos me hicieron emocionar. Entre todos, hoy llegamos a La Quiaca. Por eso este día tan especial, el día del amigo. Gracias a mi familia por apoyarme en el momento que más lo necesite. Sin su apoyo hubiese sido imposible. Gracias a Silvia Nosei, representante de Red Solidaria Tandil, por juntar los alimentos. Gracias a Diego Simon, por entrenarme y bancarme en semejante movida.

A los chicos de VO2max , que me dieron una mano muy grande. A Pablo Pagano y Ana Magnasco, quienes dejaron mis rodillas bárbaras para correr todo el país. Y gracias a quienes no me apoyaron, y por esa razón me hicieron más fuerte, haciendo hoy que disfrute de este momento de una manera especial. Gracias a Rocío, ella dejó todo para poder ayudarme. Se contactó con el todo el país, y gracias a ella se pudo hacer conocido. Descuido su estudio, y sacrificó muchas cosas para que yo esté bien. Y a mi hermana que se acoplo a su trabajo e hicieron de todo.

Gracias a todos los medios que lo difundieron, a todas las Municipalidades que me recibieron y a las que no. Gracias a los miles de niños de distintas escuelas que estuvieron acompañándome.

Es impresionante la calidad humana que tiene nuestro país, y la cantidad de paisajes hermosos.

Por estas dos cosas, considero que tenemos el país más lindo del mundo. Se termina una etapa de mi vida, que va a marcar el comienzo el de otra. Hoy cumplí el sueño, pero no dejaré de soñar. Cambio rutas por senderos”.

--

Dirección Comunicación y Prensa
Municipio de Tandil

Compartir esta noticia

Recomendar a un amigo
Buscador de noticias

¿Está conforme con la campaña de Santamarina?

No

Ver resultados